Golpe de la sartén, aunque no duela, tizna, (El)


Golpe de la sartén, aunque no duela, tizna, (El)
Advierte que la calumnia, aunque sea obvia, daña irreparablemente la mejor reputación. De esta manera aparece en <<La Dorotea,>> de Lope de Vega. Y de ahí, también, que Beaumarchais acuñara en <<El barbero de Sevilla>> este maligno consejo: Calumnia, que algo queda.

Diccionario de dichos y refranes. 2000.